SOCIEDAD
ASIGNATURA PENDIENTE
Religión y homosexualidad.


Muchas veces las teorías suenan muy bien cuando se las construye desde lo abstracto. Aquello que parece correcto en un gabinete de trabajo no necesariamente es útil en el trabajo pastoral. Llegue a la vida de Eduardo cuando estaba internado en el hospital Muñiz. En este momento me hablaron el jefe de la sala, la asistente social y los enfermeros pidiendo que considerara la posibilidad de incorporarlo al Hostal Solidario. La historia de Eduardo había comenzado hacia 29 años. Fue adoptado por un pastor de una iglesia pentecostal. Cuando ese pastor fue tomando conciencia de la orientación sexual de su hijo adoptivo intento corregirlo de diversas maneras. Tratamiento psicológico, castigos corporales, sermones que recorrían todos los textos tradicionales que algunos fundamentalistas consideran que tiene que ver con la orientación sexual. Finalmente con la Biblia en su mano ese padre y pastor lo expulso de su casa y de su familia. Eduardo se transformo en Vanesa Bontivoglio. Esa fue la identidad que construyó. Luego vino la prostitución callejera, las drogas para atreverse a salir cada día a hacer la calle a ejercer la prostitución. Luego los robos para sostener la adicción y la cárcel en diversas oportunidades. Cuando nos encontramos en aquella sala del hospital Eduardo-Vanesa tenía una reacción a todas las siliconas que había colocado en su cuerpo. Hablamos sobre el Hostal y sus reglas. En todo momento trate de respetar su identidad y ser un signo a su lado de la gracia de Dios. Puedo afirmar desde el paso del tiempo que aprendí a apreciarlo y quizás a quererlo como un excelente compañero de ruta. Le acompañe hasta el final. Antes de que muriera le pude decir todo lo que Dios y yo le amábamos. Convencerlo de que nada ni nadie lo podía apartar del amor de Cristo. Me resultada irónico considerar que Eduardo-Vanesa había comenzado su vida junto a un pastor evangélico y terminaba su vida acompañado por otro pastor evangélico. Ambos utilizando la misma Biblia pero con respuestas totalmente diferentes. Aquel le quiso cambiar. Este le aceptaba en la identidad que había construido. Aquel le rechazó en nombre de Dios. Este le aceptó y amor en nombre de Dios. Siempre me ha quedado como pregunta pendiente: ¿cuál de los dos actuó evangélicamente?

Autor: Pastor Lisandro Orlov - Iglesia Evangélica Luterana Unida
Fuente: "PASTORAL DEL SIDA"
O.F.E.S. - Organización Familiares Enfrentando al SIDA
SAN LORENZO 4244 - ROSARIO - ARGENTINA
TELEFAX: 054 341 4373633
Diseño y programación: DOMINIOFULL