MEDICINA
SIDA Y HEPATITIS - DOS FARMACÉUTICAS
Acuerdo para simplificar la terapia antisida en una sola cápsula


Hace 20 años era impensable. Hace una década se convirtió en una posibilidad muy lejana. En 2006, por fin, se puede hacer realidad lo que muchas personas infectadas por el VIH llevan deseando tanto tiempo: el nacimiento de una sola píldora, formada por una combinación eficaz de antirretrovirales, para el tratamiento del sida. El principal impedimento hasta la fecha para conseguir una única píldora eficaz contra la enfermedad han sido los motivos comerciales. Ninguna compañía tiene las licencias de todos los medicamentos antisida que se necesitan unir en una sola pastilla para que la combinación tenga éxito y la idea de colaborar entre ellas era algo que no se planteaban.
Ahora la situación ha cambiado y las farmacéuticas Bristol Myers Squibb y Gilead Sciences han anunciado un acuerdo histórico por el que se podrá unir en una sola cápsula una de las terapias antirretrovirales más utilizadas en la actualidad: el antiviral Efavirenz (comercializado bajo el nombre de Sustiva) que pertenece a Bristol, con la combinación de emtricitabina, tenofovir y disoproxil (Truvada según su marca comercial), que es de Gilead. La idea es que el nuevo fármaco, que será una pastilla de color salmón que aún no tiene nombre, pueda empezar a comercializarse a finales de este año, una vez que la agencia estadounidense del medicamento (FDA) le dé el visto bueno.
"Se trata de un gran paso para la simplificación del tratamiento contra el sida", ha declarado John C. Martin, presidente y director ejecutivo de Gilead Sciences en un comunicado. Sin embargo, a pesar de este gran avance "todavía queda trabajo por hacer", reconoce Anthony C. Hooper, presidente de Bristol Myers.
Además de la eficacia a largo plazo de la monodosis, cuya combinación de ingredientes ya ha demostrado su éxito cuando se toma en varias pastillas, según revela un reciente estudio, uno de los aspectos más importantes que se tendrá que evaluar antes de su comercialización es el de los efectos secundarios.
Pero antes de que la píldora salmón se convierta en una realidad, queda por delante un año de duras negociaciones entre las dos farmacéuticas, que harán trabajar al máximo a sus equipos de abogados para no dejar ningún cabo suelto.
No apto para todos.
Al principio, cuando surgieron los fármacos antirretrovirales en la década de los 90, los pacientes tenían que tomar regímenes de hasta 50 pastillas repartidas a lo largo de todo el día, incluso de madrugada, lo que dificultaba el seguimiento de la terapia. Estas cifras se han reducido hasta llegar a las dos o tres pastillas diarias, pero la llegada de una sola cápsula sigue siendo la ilusión de estos pacientes.
Sin embargo, el fármaco no será apropiado para todos los enfermos de sida sino que está especialmente recomendado para aquellas personas que empiezan por primera vez con el tratamiento. Aquellos pacientes que ya llevan muchos años con la terapia han podido desarrollar resistencias, por lo que requieren regímenes de antirretrovirales más complejos.
"Lo que van a hacer estas compañías es algo enorme. Si le pusieran el precio adecuado para que lo pudieran comparar los países en vías de desarrollo (los más afectados por el VIH) se convertiría en el tratamiento más importante del mundo", ha declarado el activista Nelson Vergel al diario The Washington Post.
No obstante, a pesar de la esperanza de personas como Vergel, las farmacéuticas han anunciado que, aunque intentarán distribuir el fármaco por todo el mundo, el primer objetivo es que esté disponible en los mercados estadounidenses y europeos a finales de año. El tiempo dirá si luego da el salto a otros continentes para combatir una epidemia que afecta a más de 40 millones de personas en todo el mundo.

Autor: elmundo.es
Fuente: http://elmundosalud.elmundo.es/elmundosalud
Fecha: 19/01/2006
O.F.E.S. - Organización Familiares Enfrentando al SIDA
SAN LORENZO 4244 - ROSARIO - ARGENTINA
TELEFAX: 054 341 4373633
Diseño y programación: DOMINIOFULL