P.V.V.S.
Elegir el tratamiento con el médico puede mejorar la adhesión
Implica un compromiso compartido en el seguimiento de tomas


Aunque la adhesión se define como la facultad de una persona a tomar un tratamiento tal y como se le ha sido prescrito, en el mundo del activismo en tratamientos solemos caracterizarla como la capacidad de un tratamiento a adaptarse al estilo de vida de la persona.
En el caso de la infección por VIH, aunque los estudios son contradictorios, se estima que son necesarios niveles de adhesión de al menos el 95% para conseguir que la carga viral esté suprimida de forma óptima. Algunos estudios incluso mostraron que la falta de adhesión puede reducir la esperanza de vida de las personas con VIH.
No obstante, cuando uno tiene que seguir un tratamiento diario compuesto de varios fármacos, no es tan fácil tomar todas las dosis al momento apropiado y de la forma adecuada. Además, la depresión y otros estados anímicos, los efectos secundarios de los medicamentos, la idea de que los tratamientos prolongan la vida en cualquier caso, la complejidad de los regimenes antirretrovirales y la relación con los profesionales de la salud pueden ser factores que afecten aún más a la adhesión. El hecho de no disponer de un hogar propio, de tener dificultades para encontrar comida, o necesitar buscar drogas a diario, son otros aspectos que pueden tener una gran influencia a la hora de tomar el tratamiento.
La mayoría de las investigaciones sobre la adhesión intenta identificar estas barreras. Pero un equipo de la Universidad de Pittsburg se ha centrado en las razones por las que algunas personas experimentan una adhesión de más del 95%. Para ello, entrevistaron a 4 mujeres y 9 varones con VIH que participaban en un estudio sobre adhesión con 253 participantes, y experimentaban niveles de adhesión del 100% según los investigadores (basado en los datos recogidos usando botellas de comprimidos especiales con sistema de memorización de apertura).
La edad media de estas 13 personas era de 42 años, y ninguna de ellas tenía daños neurológicos moderados o graves. Todas fueron entrevistadas durante aproximadamente una hora sobre los factores que según ellas, influyen en sus niveles de adhesión.
Según los investigadores que analizaron los resultados de las entrevistas, una estrategia de manejo de la terapia basada en expectativas realistas y actitudes positivas hacia el tratamiento fue un factor clave en conseguir una buena adhesión. Siempre según los autores, las personas con mejor adhesión declaran haber desarrollado la “costumbre” de tomar sus fármacos de forma regular. También apuntan que la clave se encuentra en trabajar con sus médicos para encontrar un régimen que se adapte mejor a su ritmo diario.
Las 13 personas entrevistadas coincidieron en considerar la aparición de efectos secundarios desde una perspectiva de “contrapartida” de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA). Uno de los entrevistados declaró por ejemplo: “Me siento mejor ahora que tomo fármacos. Por otro lado, no puedo hacer lo que solía. Pero de esto se trata la enfermedad y los fármacos, por lo que es bueno y malo al mismo tiempo.”
Por otro lado, los investigadores informaron de que estas personas consideraban que “el número limitado de opciones terapéuticas hace que la adhesión sea particularmente importante”, y todas “creían sinceramente” en la eficacia de su tratamiento. Además, según los autores, eran capaces de “considerar sus problemas como suyos”, y encontrar soluciones “superando el sufrimiento y la culpa por haberse infectado con el VIH”.
Finalmente, las 13 personas entrevistadas mostraron la capacidad de buscar el apoyo necesario donde se encontraba, y evitar las situaciones o personas que eran fuentes de estrés para ellas. Otro punto importante fue la relación con los médicos, personal de enfermería, y otros profesionales de la salud, y estas personas se consideraban como parte clave y activa de las decisiones tomadas por el personal de salud. “Intento con insistencia ser una de estas personas que preguntan ‘¿por qué?’ cuando su médico les dice ‘quiero que se le haga esta prueba’, o ‘quiero que tome esta pastilla’. Quiero decir que un médico es un médico. No es un Dios y no lo sabe todo, por lo que es importante ser consciente de qué pasa con una misma, para sí misma“, declaró una de las entrevistadas.
Referencia:
Lewis MP, Colbert A, Erlen J, et al. A qualitative study of persons who are 100% adherent to antiretroviral therapy. AIDS Care 2006;18(2):140-148.
Moss AR, Hahn JA, Perry S, et al. Adherence to highly active antiretroviral therapy in the homeless population in San Francisco: a prospective study. Clinical Infectious Diseases 2004:39(8):1190-8.
Spittal PM, Hogg RS, Li K, et al. Drastic elevations in mortality among female injection drug users in a Canadian setting. AIDS Care 2006;18(2):101-108.
Lloyd JJ, Ricketts EP, Strathdee SA, et al. Social contextual factors associated with entry into opiate agonist treatment among injection drug users. American Journal of Drug and Alcohol Abuse 2005;31(4):555-70.

Autor: Marion Zibelli
Fuente: CATIE-News / Elaboración propia
Fecha: 15/03/2006
O.F.E.S. - Organización Familiares Enfrentando al SIDA
SAN LORENZO 4244 - ROSARIO - ARGENTINA
TELEFAX: 054 341 4373633
Diseño y programación: DOMINIOFULL