MEDICINA
Se publican las nuevas estimaciones sobre la epidemia de VIH/SIDA


Con anterioridad a la conmemoración del Día Mundial del SIDA, el 1 de diciembre, el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (ONUSIDA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) hicieron públicos los datos sobre prevalencia e incidencia del VIH, que se actualizan de forma anual. Estos datos ayudan a calibrar el alcance de la epidemia mundial de VIH/SIDA. Según los datos de 2007, se estima que en el mundo viven 33,2 millones de personas con VIH, de los cuales 2,5 millones adquirieron la infección este año. Además, el año pasado se produjeron más de dos millones de muertes atribuidas a causas relacionadas con el VIH/SIDA, lo que eleva el número acumulado de fallecidos a 20 millones.

Las cifras de prevalencia de este año son significativamente menores que las de años anteriores. En 2006, ONUSIDA y la OMS estimaron que había algo menos de 40 millones de personas con VIH en el mundo, una cifra que también era menor que la estimación de 2005. La diferencia entre los datos de este año y los de 2006 se atribuye en gran medida a la mejora de los esfuerzos para monitorizar la epidemia y a la implementación de mejores herramientas para establecer los modelos, que se emplean para extrapolar los datos disponibles de los sistemas de vigilancia del VIH y generar estimaciones de prevalencia regionales. La mayor parte del descenso de este año se debió a los datos de la India. En julio, el gobierno de la India redujo drásticamente el número estimado de personas con VIH en el país, pasando de 5,7 millones a 2,5 millones. Esta revisión sustancial de las cifras contribuyó al descenso global de las estimaciones, pero hubo otros países que también rebajaron sus cifras, entre ellos Angola, Kenia, Nigeria, Mozambique y Zimbabue. La actualización de 2007 de los datos de ONUSIDA/OMS sobre la epidemia de SIDA también atribuye la menor prevalencia en esos países al éxito de los programas de prevención y tratamiento del VIH (http://www.unaids.org/en/HIV_data/2007EpiUpdate/default.asp).

Muchas de las primeras estimaciones sobre la extensión de la pandemia de VIH/SIDA estaban basadas en datos procedentes principalmente de mujeres embarazadas (véase ‘Lo más destacado’ del VAX de septiembre de 2007, ‘Estimaciones de prevalencia del VIH: ¿Realidad o ficción?’). Los datos eran más fáciles de conseguir, ya que esas mujeres eran más proclives a buscar atención médica. Sin embargo, este método también tendía a sobreestimar el número de personas realmente infectadas por el virus, ya que la estimación de la prevalencia se basaba principalmente en mujeres en mejor estado de salud y sexualmente activas en zonas urbanas, algo que no era representativo del país en conjunto. Con los años, muchos países han empezado a realizar encuestas nacionales para obtener datos más precisos. En ellas, los trabajadores sanitarios pasan casa por casa ofreciendo la realización de counselling y pruebas a las personas. En casi todos los países en los que se empleó este método, se ha observado un descenso de las estimaciones de prevalencia.

ONUSIDA y la OMS también afirman ahora que la incidencia mundial de VIH alcanzó su máximo en algún momento a finales de la pasada década, cuando se infectaban casi tres millones de personas en un único año. Desde entonces, el número de nuevas infecciones anuales ha descendido lentamente, reflejando tanto el curso natural de la epidemia mundial como el éxito de los esfuerzos de prevención del VIH, según el informe. Muchos estadísticos y científicos han advertido durante algún tiempo que las estimaciones de ONUSIDA/OMS sobrevaloraban los datos reales. No obstante, con 2,5 millones de nuevas infecciones por VIH este año, la lucha contra el SIDA está lejos de terminar.

A pesar del descenso de la prevalencia de VIH en algunos países africanos, el continente sigue siendo el más duramente castigado. El África subsahariana alberga el 68% de las personas con VIH y la mayoría de ellas son mujeres. Sólo este año, en esa región murieron 1,6 millones de personas por causa del VIH/SIDA. En otras zonas, como Europa del Este y Asia, las tasas de infección por VIH siguen aumentando, aunque la mayoría de las nuevas infecciones aún se produce en poblaciones que tienen un mayor riesgo de infección, como por ejemplo hombres que practican sexo con hombres, usuarios de drogas inyectables y trabajadoras sexuales.

Autor: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH
Fecha: 21/01/2008
O.F.E.S. - Organización Familiares Enfrentando al SIDA
SAN LORENZO 4244 - ROSARIO - ARGENTINA
TELEFAX: 054 341 4373633
Diseño y programación: DOMINIOFULL