SOCIEDAD
El Sida en Estados Unidos
En EEUU, más del 10 % de los diagnósticos de HIV se realizan en pacientes de 50 años o mayores. Sin embargo, resulta difícil determinar la tasa de infección por HIV en ancianos porque son pocos los pacientes a los que se les solicita de rutina este estudio, aun presentando factores de riesgo.


Las manifestaciones clínicas de la infección por HIV en ancianos, son similares a las de los pacientes más jóvenes. Algunos síntomas, como astenia, anorexia, perdida de peso, trastornos de la memoria, son inespecíficos, y pueden ser atribuidos a otras enfermedades que son más comunes en los ancianos. Como resultado, el diagnóstico de HIV habitualmente se demora un promedio de 10 meses. El diagnóstico, se realiza como en los jóvenes, por la detección del virus ó de anticuerpos, que suelen tener valores plasmáticos detectables entre las 4 y 8 semanas posteriores a la infección. El estudio Standard para screening es el ELISA, cuya sensibilidad es del 99.5 %. De ser positivo, debe confirmarse con un Western Blot. El SIDA se diagnóstica con un ELISA positivo y un recuento de CD4 menor a 200 mcl, ó por la presencia de alguna de las enfermedades marcadoras. Estas son similares en la población de ancianos a la de los jóvenes. Las más frecuentes son neumonía por Pneumocystis Carinii (75 % de los casos) y la esofagitis candidiásica (15 %). Otras: criptococosis extrapulmonar, toxoplasmosis cerebral, enfermedad por citomegalovirus, tuberculosis, neumonía bacteriana recurrente, infección por el complejo mycobacterium avium y sarcoma de Kaposi. Es raro que los adultos de edad media o ancianos sean considerados adictos a drogas, y por lo tanto, es poco frecuente que en la consulta médica se interrogue sobre este punto. En muchos casos, tampoco se tiene en cuenta el antecedente de drogadicción en estos pacientes. Con respecto a la prevención, la mayoría de las personas mayores de 50 años, con diagnostico de HIV, reportan no haber recibido información suficiente o clara en cuanto a la prevención. La mayoría de los pacientes mayores de 70 años, no utilizan preservativos durante sus relaciones sexuales ocasionales. En esta era, uno de los grandes desafíos de la medicina es controlar y reducir la pandemia de HIV-SIDA. Se ha prestado poca atención al impacto de esta sobre la población anciana, a pesar del aumento de su incidencia y de que, con los tratamientos actualmente existentes, el HIV se ha convertido en una enfermedad crónica, aumentando su prevalencia en esta población.

Autor: Martin Tibaldo
Fuente: HIV/AIDS in older adults: A case report and literature review. MG Medicina Geriátrica
Fecha: 13/04/2009
O.F.E.S. - Organización Familiares Enfrentando al SIDA
SAN LORENZO 4244 - ROSARIO - ARGENTINA
TELEFAX: 054 341 4373633
Diseño y programación: DOMINIOFULL